Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Se te acabó el tiempo.

Abrió el grifo y metió las manos debajo del chorro, para segundos después humedecerse los ojos con el agua fría: necesitaba despejarse debido a una mala noche repleta de pesadillas. Se secó los párpados con una toalla y se miró en el espejo. Su corazón dio un vuelco cuando vio que aparte de su reflejo, había otro translúcido a su lado. Abrió mucho los ojos, asustada. Estaba sola en el baño, pero no era eso lo que el espejo le estaba enseñando. Su respiración se volvió agitada cuando el cristal se empañó, mostrando un mensaje: «Se te acabó el tiempo».