Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Tal vez en un futuro muy muy lejano.

–¿Quieres que me desnude?
Se llevó las manos a la hebilla del cinturón de manera sugerente mientras su mirada atravesaba el aire como un cuchillo afilado, clavándose directamente en mi corazón. Desvié la vista hacia el suelo, nerviosa, y comprobé por el rabillo del ojo como una media sonrisa afloraba en su rostro, satisfecho consigo mismo: había conseguido hacerme sonrojar. –No, no hace falta –me tembló la voz a pesar de que me esforcé para que sonara lo más firme posible. –¿Qué quieres que haga? –su tono seductor inundó mis oídos, turbándome momentáneamente. –Siéntate en el sofá. Me obedeció en silencio, sin borrar esa enigmática sonrisa de sus facciones varoniles. Le contemplé durante unos instantes, analizando la escena en su totalidad y me sentí paradójicamente observada. Me acerqué a la ventana y descorrí las cortinas para que entrara la luz e iluminara mejor el comedor. Después volví a situarme enfrente de él. –Túmbate. No, recuéstate. Sonreí para mis adentros, consciente de …