Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Malas pulgas.

Honor. Lealtad. Confianza. Todos los miembros permanecen unidos en un grupo, que podrá variar según la llegada de nuevos integrantes o la marcha voluntaria (o expulsión) de otros. No existe familia más allá de la manada. La familia cuida de los más débiles, proporcionándoles la información necesaria para resolver las dudas de los “recién nacidos” y ocupándose de su integridad y tutela en los momentos que así se requiera. Todos obedecen al líder, elegido como tal entre los integrantes para garantizar la seguridad del grupo. Su voz predomina sobre las demás. Nadie le cuestiona, puesto que actúa guiado por la necesidad de garantizar el bienestar de la familia. Antes de aceptar a un nuevo miembro en el grupo, todos los integrantes deben estar de acuerdo y el líder tiene que aprobar su llegada. Si éste lo rechaza, los demás deben aceptar su decisión aunque no estén conformes. Los miembros pueden tener descendencia entre ellos o entre los miembros de otras familias de manera generalmente monó…